La Acupuntura FIV promueve el  parto de manera estable, es decir evita que el parto sea repentino y antes de tiempo; El procedimiento es menos estresante y no  requiere una inducción de parto de manera artificial, así que se trata de utilizar la acupuntura para dar un tratamiento directo y poder mantener el embarazo en su semanas correspondientes.

A través de la acupuntura, crea una sincronización entre madre e hijo. esta hace que mediante se vayan realizado terapias de acupuntura el bebe pueda ir reaccionando de manera mas seguida a estos estímulos directos en el cuerpo de la madre. la acupuntura tocando los puntos de presión de manera delicada, permite que la madre no tenga las náuseas ni malestares característicos del embarazo, asimismo, podemos ayudar a la madre a evitar tener ansiedad y estrés acumulado, esto permite que el feto no se vea afectado por estas sensaciones negativas y pueda tener un desarrollo completo y un parto adecuado.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *